Dislexia, disgrafía, disortografía...

 Además de realizar diagnóstico y diseñar programas de rehabilitación que implican a familia y escuela, apoyamos a los movimientos sociales en lo que podemos para que ningún niño quede sin diagnóstico yningún  profesor sin orientaciones. 

 A veces los problemas empiezan en Educación Infantil y primer ciclo de primaria. No se presta demasiada atención porque "aún es pronto", "ya madurará"... sin tener en cuenta que los malos hábitos en la lectoescritura se adquieren ahora y con el tiempo no se arreglan, sino que empeoran perjudicando la comprensión lectora, la memoria y la atención que se requiere para cumplir con los objetivos académicos requeridos, sea desde la metodología que sea. 

La lectoescritura hay que cuidarla porque es el aprendizaje que nos da la llave que abrirá muchas puertas a sueños alcanzables. 

 El diagnóstico concreto y diferencial de los problemas con la lectoescritura es esencial para poder planificar un programa de rehabilitación que responda a las necesidades concretas de cada niño. 

Una vez hecho el diagnóstico, planificamos una serie de actividades específicas para entrenar desde la Conciencia Fonológica (imprescindible en casos de dislexia) hasta la velocidad lectora. 

A veces nos preocupan mucho las faltas de ortografía. Tenemos un método infalible que entrena la disortografía de manera divertida. El tiempo lo marca cada niño. 

Creado por esther claver