Recetas para combatir la Dislexia, disgrafía, disortografía...

 Además de realizar diagnóstico y diseñar programas de rehabilitación que implican a familia y escuela, apoyamos a los movimientos sociales en lo que podemos para que ningún niño quede sin diagnóstico yningún  profesor sin orientaciones. 

 A veces los problemas empiezan en Educación Infantil y primer ciclo de primaria. No se presta demasiada atención porque "aún es pronto", "ya madurará"... sin tener en cuenta que los malos hábitos en la lectoescritura se adquieren ahora y con el tiempo no se arreglan, sino que empeoran perjudicando la comprensión lectora, la memoria y la atención que se requiere para cumplir con los objetivos académicos requeridos, sea desde la metodología que sea. 

La lectoescritura hay que cuidarla porque es el aprendizaje que nos da la llave que abrirá muchas puertas a sueños alcanzables. 

 El diagnóstico concreto y diferencial de los problemas con la lectoescritura es esencial para poder planificar un programa de rehabilitación que responda a las necesidades concretas de cada niño. 

Una vez hecho el diagnóstico, planificamos una serie de actividades específicas para entrenar desde la Conciencia Fonológica (imprescindible en casos de dislexia) hasta la velocidad lectora. 

A veces nos preocupan mucho las faltas de ortografía. Tenemos un método infalible que entrena la disortografía de manera divertida. El tiempo lo marca cada niño. 

 Los problemas de aprendizaje tienes su origen, en la mayoría de los casos, en una mala adquisición de la lectoescritura lo que conlleva malos hábitos, velocidad inadecuada y mala comprensión. En este video os doy algunos consejos útiles. 

 La neuroplasticidad como mecanismo de compensación: la dislexia

La propiedad de la neuroplasticidad tiene una relación directa con la mejora en determinados trastornos del aprendizaje, siendo uno de los más conocidos la dislexia. Sabemos que diversas áreas cerebrales intervienen en la formación del lenguaje, por lo que su desarrollo requiere muchos años. La lectura, por ejemplo, necesita una óptima conexión entre estas regiones cerebrales y el niño, para que pueda leer con corrección, necesita una comprensión del lenguaje adecuada. En la dislexia, el principal impedimento para leer está relacionado con el habla y la memoria verbal. Para leer necesitamos captar la correspondencia existente entre los sonidos del lenguaje (fonemas) y los símbolos visuales que utilizamos para representarlo (grafemas) y es por ello que los niños disléxicos sufren trastornos estructurales en el procesamiento de sonidos y en algunas tareas visuales.

Diversos estudios han demostrado la importancia de un entrenamiento intensivo para niños disléxicos12. Utilizando programas informáticos, se alargan artificialmente sonidos de consonantes  para poder diferenciarlas. En pocas semanas, los niños procesan mejor los sonidos de palabras mostrando una clara integración auditivo-visual. Y es que, tras el entrenamiento, en las imágenes de resonancia magnética funcional se observan  incrementos en la activación de regiones cerebrales que eran previamente  hipofuncionales, como la corteza temporo-parietal

Creado por esther claver